la bandera es sagrada

Ha indignado a millones de peruanos y de sobremanera a los tacneños, que su Congresista Nieves Limachi de la Bancada de Perú Democrático se haya prestado a tramitar el cambio de nuestro sagrado bicolor con los colores de la bandera boliviana, a pedido del ciudadano Marco Mendoza Huamán, un peruano sin valores patrióticos.

Parece que la Congresista Limachi nunca asistió a la Procesión de la Bandera que se realiza el 28 de agosto todos los años en Tacna y que nunca escuchó ninguna historia de sus padres, abuelos o maestros de la resistencia del pueblo tacneño en los 49 años de ocupación chilena entre 1880 y 1929, para mantener la nacionalidad y nuestros símbolos patrios siempre vigentes.

Su proceder, así haya hecho disculpas públicas, debe llevarnos a rememorar la historia de nuestra bandera y llevarla siempre en el corazón.

Nuestro símbolo patrio fue diseñado por el General San Martín, no debemos seguir creyendo el hermoso cuento de Abraham Valdelomar que nos dice que se recostó y se durmió y que al despertar vio volar una bandada de aves rojas y pechos blancos, inspirándose para crear la bandera del Perú.

Sobre esto nos dice el historiador Héctor López Martínez en un artículo publicado en el diario El Comercio el 07/06/22:

“El Libertador, que no solo era hombre de armas sino también de letras, militó más de 20 años en el ejército español y ahí pudo ver infinidad de banderas, estandartes, gallardetes, etc. En este caso eligió el diseño de la Cruz de San Andrés que tiene forma de aspa”, fue la forma original de nuestra bandera.

“Eligió el color blanco, símbolo de pureza de intenciones y el rojo que evoca sangre y fuego”.

Era difícil de confeccionar y por eso la cambió Torre Tagle dos veces en 1822, manteniendo los colores, pero con fajas horizontales y luego como la tenemos hoy con fajas verticales.

Quedó oficializada por el primer Congreso Constituyente que dio la ley correspondiente, promulgada por Simón Bolívar el 24 de febrero de 1825.

Luego vendrían años de luchas internas y de hechos dolorosos como la Guerra del Pacífico con Chile, donde miles de peruanos dieron su vida en su defensa, jamás arriándola como sucedió en la Batalla de Arica, el Combate Naval de Angamos, la defensa de Lima en San Juan y Miraflores y en otros hechos históricos de las armas peruanas durante los siglos 19 y 20.

Justamente para incentivar su veneración el 11 de Julio del 2017 se promulgó la Ley 30630 de mi autoría, la que autoriza el uso e izamiento de la Bandera Nacional y dispone la conformación del Comité Intersectorial para la difusión de los Emblemas Nacionales.

Mediante esta ley los peruanos podemos izar la bandera nacional sin autorización de las autoridades y fuera de las fechas de uso obligatorio; asimismo se deben dictar disposiciones para la colocación de astas monumentales con el Pabellón Nacional, similares a las que se tienen en México confeccionadas con tela de paracaídas, para evitar su deterioro y que tendrían que ser colocadas e todas las Regiones de nuestro país.

Desafortunadamente como otras leyes no se ha cumplido, dejándose de utilizar esta iniciativa que incentivaría el amor a la Bandera Nacional.

 

 

2 comentarios en “La bandera es sagrada”

Deja un comentario

Compartir

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: